fbpx

En temas de productividad, las opiniones están divididas en el punto de vista de aquellos que conforman el 95% de la población y el punto de vista del 5%. Para el gran 95% no hay muy buenas noticias.

Nota escrita por nuestro colaborador:  Tony Billett - Coach Transformacional 



Estoy seguro que éste artículo conlleva dos puntos de vista… el punto de vista de aquellos que conforman el 95% de la población y el punto de vista del 5%. Para el 95% éste artículo les parecerá un tanto ofensivo, aunque sé que no pasará de ahí; porque ustedes son el resultado de todos esos años de flojera y apatía que los ha hecho postergar tantas cosas importantes en su vida.


Ustedes son la gente del mañana: “Mañana empiezo”, “mañana decido”, mañana estudio”, “mañana emprendo”, “a partir de mañana hago ejercicio”.

Y… ¿saben qué? Sólo tengo una palabra para ustedes: ¡GRACIAS!
Porque gracias a su procrastinar, a su flojera, su apatía y su falta de iniciativa, el cinco por ciento de los que quedamos tenemos el campo abierto porque no hay competencia con ustedes; la gente del mañana.


Con ustedes de por medio, no tenemos competencia educativa; mientras ustedes el 95% sólo ocupan un espacio en la escuela para sólo poder terminarla y conseguir un empleo donde también sólo ocuparán otro espacio. Ustedes son los cajeros que ni siquiera saludan a sus clientes, los conductores que no dejan espacio en el tránsito para que otro vehículo entre a la vía, los maestros que no conocen los nombres de los padres de sus alumnos, los que tienen perros y no les limpian su pequeño espacio donde los tienen, los servidores públicos que buscan mantener el puesto hasta que se puedan retirar. ¿Quién más me falta en esta lista?


En cambio nosotros quienes representamos el cinco por ciento, elegimos tomar las responsabilidades necesarias para despuntar, no sólo de manera personal sino a nivel común y colaborativo, trabajar para hacer despuntar nuestro país.

Nosotros nos capacitamos, estudiamos, seguimos retando nuestros conocimientos con tal de ofrecer mejores ideas a nuestros colaboradores y a nuestros amigos; nosotros elegimos lo que hacemos, amamos los retos, las caídas, las levantadas y todo lo que significa la mejora continua; nosotros atendemos con el mismo interés a todos nuestros colaboradores y nuestros clientes. Para nosotros todos son importantes, sus necesidades urgentes, opiniones y carácter, y cada uno de ellos son valiosos para nuestros objetivos.

A nosotros nos importa más el “qué podemos aportar” y no como ustedes la gente de mañana a quienes les interesa el “que puedo sacar de beneficio”. Nosotros elegimos hacer camino y crecer en el intento, ustedes, eligen lo inmediato, sin esfuerzo, sin paciencia, con el camino ya trazado y si se puede, las cosas ya hechas porque… ¿Para qué esforzarse mientras otros lo pueden hacer por mí?


Para cambiar tu mentalidad, te ofrezco tres pasos simples que NO son fáciles pero que te ayudarán a crecer de manera personal y profesional, y son:


Disciplina

Resultado de imagen para disciplina


Nosotros los mexicanos tenemos una resistencia muy fuerte a la palabra “disciplina” y aún más al acto de ser disciplinados.
Aquí te ofrezco una simple actividad para desarrollar tu disciplina: tiende tu cama cada día.

Ese simple acto detonará una serie de actividades las cuales te podrán apoyar e lograr algunos objetivos, de ésta forma la disciplina de tender tu cama regirá tu día y si logras hacerlo durante varios días consecutivos, automáticamente comenzarás a desarrollar la disciplina necesaria para lograr objetivos más grandes. Tender tu cama es un mini acto de disciplina que te aportará dos beneficios.

El primero es que si tienes un mal día, al regresar a tu casa tendrás una cama limpia y echa lista para que te relajes. Esta simple idea la ofrece el Almirante de Marina de los EEUU, William H. McRae; a mí me ha funcionado desde que la implementé hace años.


Objetivos Claros & Metas Inteligentes

Resultado de imagen para smart objetivos


Tener objetivos claros es muy importante si quieres lograr cambios que perduren. Una forma de establecer objetivos claros es mediante los objetivos SMART o metas inteligentes. Tus metas inteligentes deben ser específicas, medibles, obtenibles, realistas y con tiempo definido. “Este año voy a bajar de peso.” Este no es un ejemplo de una meta inteligente, al contrario de decir: “Durante los próximos 30 días bajaré un promedio de 2 kilos por semana haciendo ejercicio aeróbico durante 45 a 70 minutos durante 5 días cada semana”, ésta sí es una meta inteligente.

Ya que desarrollas disciplina y estableces metas inteligentes entonces es imperativo que acciones en forma masiva; no cesar hasta cumplir tus objetivos. Cuando me propongo lograr algo no doy tregua hasta lograrlo. Si el objetivo es valioso para mí, entonces todas mis actividades deben de estar alineadas para cumplir esa meta. Todas mis actividades conscientes e inconscientes deben de estar acercándome a mis metas.

Yo sé que estas simples ideas no son las únicas que te pueden funcionar para lograr tus metas; el camino es simple, pero NO es fácil.
De ser fácil cualquiera lo lograría.


#ViveIntensamente


1 Comment

Mónica Gutiérrez · diciembre 8, 2019 a las 5:05 am

El artículo muy bueno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat