Hablar de Calidad es un tanto subjetivo… sin embargo, podemos aterrizar al significado esencial del concepto haciéndonos las preguntas adecuadas.



Texto por: Elizabeth Ríos / Directora y fundadora del Movimiento Calidad México



Si definimos como Calidad lo perfecto ¿Quién lo califica como tal?

Si definimos Calidad como lo fino¿Quién decide su fineza?

Si definimos Calidad como lo bien hecho a la primera¿Y lo demás?

Si definimos Calidad como lo original¿Cuál es el punto de comparación?


La Calidad de un producto o servicio lo define cada consumidor con base al nivel de satisfacción obtenido.

Cualquier proveedor de algún producto o servicio siempre debe procurar garantizar la satisfacción total de su cliente, pero es importante que tenga bien definido su nicho de mercado ya que, sus bienes o servicios no satisfarán de la misma manera a unos compradores que a otros; La calidad pues nunca debe tomarse en su valor absoluto o científico puesto que es un valor relativo en función del cliente.

Cierto es que, con el paso de los años, una marca bien posicionada en el mercado logrará satisfacer a su nicho de una manera un poco más fácil que su competencia, pues en muchas ocasiones los compradores adquieren la marca sin importar si finalmente los materiales del producto o las cláusulas de un contrato de servicios son completamente conocidos por el cliente, pues claramente tienen la certeza de su calidad.

Debemos pensar en la calidad como una “estrategia” que busque garantizar la satisfacción del cliente comprendiendo las necesidades y expectativas del mismo para luego satisfacerlas y superarlas pero, del mismo modo, la supervivencia, crecimiento y rentabilidad a largo plazo de nuestro producto o servicio.





Categorías: Emprendimiento

WhatsApp chat